Cuando Trabajamos en equipo, aumentamos Nuestro Impacto.

“Les digo la verdad, cuando hicieron alguna de estas cosas al más insignificante de estos, mis hermanos, ¡me lo hicieron a mí!”. Mateo 25:40 (NTV).

Eclesiastés 4:9-12 dice: “Es mejor ser dos que uno, porque ambos pueden ayudarse mutuamente a lograr el éxito. Si uno cae, el otro puede darle la mano y ayudarle; pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. Del mismo modo, si dos personas se recuestan juntas, pueden brindarse calor mutuamente; pero ¿cómo hace uno solo para entrar en calor? Alguien que está solo puede ser atacado y vencido, pero si son dos, se ponen de espalda con espalda y vencen; mejor todavía si son tres, porque una cuerda triple no se corta fácilmente.”(NTV).

Este pasaje bíblico tiene mucho que decir acerca de servir con otras personas en el ministerio, pero se puede resumir en tres afirmaciones: Cuando trabajamos en equipo, aumentamos nuestro impacto. Hacemos más cosas. ¿Quieres hacer un impacto global con tu vida? Entonces hazlo con otras personas en tu iglesia, porque lo que hacemos juntos como el Cuerpo de Cristo será mucho más significativo que lo que hacemos individualmente. Una gota de lluvia no hace una gran diferencia en un desierto, pero un millón de gotas de lluvia pueden convertir ese desierto en un jardín.

Cuando trabajamos en equipo, disminuyen nuestras fallas. Como el versículo 10 dice, pero el que cae y está solo, ese sí que está en problemas. Cuando servimos juntos y una persona se cae, las otras personas simplemente lo levantan. ¿No es eso un punto simple pero profundo? Necesitamos trabajar con otras personas para animarnos unos a otros y minimizar nuestros fracasos.

Cuando trabajamos en equipo, movemos nuestros recursos. Cuando unimos nuestros recursos y fondos, van más lejos. Puedes compartir tu cobija y dos personas se mantendrán calientes en lugar de una.

En Mateo 25:40, Jesús enseñó: “Les digo la verdad, cuando hicieron alguna de estas cosas al más insignificante de estos, mis hermanos, ¡me lo hicieron a mí!” (NTV).

Piensa sobre las siguientes preguntas:

¿Por qué a menudo queremos hacer algo nosotros mismos en lugar de trabajar con otros?

¿En qué área ha estado prestando servicios para maximizar su impacto trabajando con un equipo?

¿Hay algo que te impida invertir tu tiempo, energía y recursos en tu iglesia? Si es así, ¿por qué?

(Visited 17 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published.