Skip to content
Allapp

La Santa Compaña: la leyenda de las almas perdidas

mayo 3, 2022

Por muchísimos años las personas se han encargado de transmitir de generación en en generación varios relatos que se convierten en auténticas leyendas, es así como surgen en el discurso de la sociedad cientos de historias de miedo o de terror de personajes míticos o propios de cada lugar.

En cada ciudad o pueblo del mundo existen leyendas con sus algunas variaciones en las versiones que se cuentan, sin embargo, casi siempre terminan siendo lo mismo en esencia. En esta ocasión, vamos a abordar la leyenda de la Santa Compaña, originaria y famosa en la región de Galicia y Asturias.

Habla sobre la aparición de un grupo de encapuchados que aparecen solamente para avisar una futura muert3 en la zona. Se trata de almas en pena con túnicas negras que vagan por la noche para anunciar a la próxima víctima. Una vez que están presentes, no hay vuelta atrás.

En otras versiones también se le conoce como Huespada, Estadea, Compaña, Genti de Muerti y la Santa Compaña, como se le conoce hoy en día.

Varios autores han contribuido a mejorar el relato que ha estado presente en la sociedad desde los siglos XI y XII, algunos dicen que son muert0s o almas perdidas con ropajes de exploradores montando a caballo y en compañía de perros rastreadores.

De alguna forma, esto se convertía en una procesión de almas sin rumbo fijo, presenciar esto era un sinónimo de tragedia. El mensaje que que conlleva ser parte de la Santa Compaña ha cambiado durante el tiempo, pero siempre lo relacionan como una desgracia toparse con la procesión.

Generalmente es liderada por una persona viva que lleva una cruz en sus manos, a sus costados lo siguen varios encapuchados que están cantando o rezando, todos portan una vela y una campanita, una densa niebla y un intenso olor a cerca harán notar la presencia de la Santa Compaña.

 

Se han conocido varios propósitos entre ellos: reclamar el alma de alguien que va a m0rir pronto, reprocharle a los vivos sus faltas o errores cometidos  anunciar la mu3rte de un conocido  que presencia la procesión o también para cumplir una pena impuesta por alguna autoridad del más allá.

La leyenda se vuelve interesante cuando te enteras que la persona que encabeza todo mu3re unos días después -supuestamente por el agravamiento de su salud, en caso de que otro m0rtal se los encuentre, es posible que su líder traspase la cruz y así salvarse de su triste destino.

En el caso más extremo de toparte con la Estadea, debes realizar un círculo y meterte adentro, tumbarte boca abajo y rezar. Si no quieres pasar por esta experiencia evita a toda costa las Rías Baixas de Galicia y más en los días de la noche de San Juan ( 23-24 de junio) y la noche de todos los Santos (31 de octubre y 1 de noviembre).

(Visited 1 times, 1 visits today)