Los #10 cementerios más raros del mundo

Si estás planeando una ruta de viaje diferente, te proponemos este paseo por los cementerios más singulares del planeta.

Por defecto, los cementerios son lugares desconcertantes que tienden a atraer a pocos turistas. ¿Es así realmente? De un tiempo a esta parte, las necrópolis se han convertido en un atípico lugar en el que descubrir tanto macabros detalles sobre sus residentes como curiosas historias sobre la construcción y estilo del cementerio, ya sea por su aspecto estrafalario o misterioso o por su mágica puesta en escena.

Hay algo místico y a la vez espeluznante en los cementerios. Se han contado tantas historias sobre ellos y los fantasmas asociados con ellos que han desatado una curiosidad persistente; ese enigma relacionado con la muerte y la ‘otra vida’, despierta las ganas de huronear en nuestra imaginación para los que todavía estamos vivos.

Para muchos visitantes, los terrenos cuidadosamente cuidados de los cementerios pueden proporcionar hermosos momentos para recordar fascinantes figuras de la historia como Isaac Newton o nuestro querido Francisco de Goya.

Aunque pueda parecer un tema oscuro, existen bastantes cementerios en el mundo que también funcionan como lugares de peregrinación turística. Algunos de ellos son un lugar de descanso de personajes famosos (como Karl Marx, por ejemplo), otros tienen monumentos realmente insólitos (que ahora conoceremos) y algunos simplemente ofrecen un paseo sorprendentemente agradable y tranquilo.

Como curiosidad, antes de 1831, Estados Unidos no tenía cementerios. Y no es que los estadounidenses no enterraran a sus muertos, solo que los cementerios grandes y modernos no existían. Con la construcción del cementerio Mount Auburn, un gran cementerio en Cambridge, Massachusetts, comenzó el movimiento de construcción de campos santos en América.

Cementerio alegre de Sapantza

A 8 kilómetros escasos de la frontera con Ucrania se encuentra el cementerio alegre de Sapantza. La palabra ‘alegre’ no es casual en este campo santo, pues es un lugar que celebra la vida y no llora la muerte. Ubicado en la pequeña ciudad de Sapanta, en Rumania, este cementerio se caracteriza por su alegre disposición. Las cruces están hechas de madera pintada a mano y suelen tener un retrato vívido junto con un memorable epitafio del difunto. La tradición comenzó hace unos 80 años y, desde entonces, se han agregado alrededor de 800 lápidas.

Ataúdes colgantes de Sagada

Se trata más de una práctica que de un cementerio específico, pero crea una imagen muy extraña para aquellos que asocian los cementerios con agujeros de 2 metros de profundidad. En lugar de enterrar a sus difuntos en ataúdes, las tumbas están suspendidas en un acantilado una encima de la otra. Originalmente, esto se hacía para evitar que los animales llegaran los cuerpos, pero con el tiempo se ha convertido en una tradición. Sin embargo, solo se practica en algunas regiones del mundo: varias provincias en China, así como en Indonesia y Filipinas. Se cuenta que los ataúdes están tallados por los propios ancianos antes de morir. Si una persona mayor es demasiado débil o está enferma para hacerlo, su hijo o un familiar debe hacerlo por él. Cuando la persona muere, es colocada en el ataúd en posición fetal.

Cementerio del Père-Lachaise

Si buscamos el descanso eterno de alto nivel deberíamos prepararnos para ser enterrados en el cementerio de Pere Lachaise en París (Francia), donde estaremos en muy buena compañía. Aquí han sido enterrados personajes tan conocidos como Honorè de Balzac, Georges Bizet, María Callas, Frederic Chopin, Marcel Marceau, Gertrude Stein, Oscar Wilde, Marcel Proust, Édith Piaf. o Jim Morrison. Con tal formación de estrellas, Pere Lachaise es uno de los cementerios más famosos y visitados del mundo. Sin embargo, este lugar tan exclusivo tiene una larga lista de espera para quien desee formar parte de él. Además debes haber vivido en París en algún momento de tu vida o morir allí para poder tener acceso eterno a este campo santo. Es también el cementerio más grande de París que muchos lugareños utilizan como parque habitual.

Neptune Memorial Reef

¿Hay cementerio submarinos? El Neptune Memorial Reef es prueba de ello. Para alguien que adore el mar, ¿qué mejor lugar para sus restos que el primer mausoleo submarino y el arrecife artificial más grande del mundo? Situado en la costa de Key Biscayne en Florida, este cementerio utiliza los restos de cremación de los fallecidos y los mezcla con cemento para crear este curioso santuario que pretendía ser una recreación de la Ciudad Perdida de Atlantis. Finalmente se quedó en cementerio submarino. El acuático campo santo situado a 12 metros de profundidad presenta majestuosas columnas, estatuas de bronce, esculturas de leones, estrellas de mar, conchas, animales marinos…

Cementerio Greyfriars

Rodeando la capilla Greyfriars Kirk de Edimburgo, en Escocia, se encuentra el cementerio Greyfriars. Teniendo en cuenta la naturaleza de los cementerios, en realidad es sorprendente que no surjan más leyendas en torno a ellos. Es muy difícil saber exactamente cuál de todos merece el título de “cementerio más embrujado del mundo”, pero el cementerio Greyfriars en Edimburgo es un fuerte candidato. Su reputación embrujada no surgió hasta hace poco. El cementerio ha existido durante cinco siglos, pero no fue hasta la década de 1990 que los informes de fantasmas, personas asaltadas misteriosamente y otros fenómenos inusuales comenzaron a acumularse en este camposanto. Sea como fuere, este cementerio se asocia principalmente con Greyfriars Bobby, el perro fiel que vigilaba la tumba de su amo. La conocida estatua del perro se encuentra en el lado opuesto a la puerta del cementerio. Ofrecen visitas guiadas nocturnas.

Cementerio St. Louis No. 1 en Nueva Orleans

Es el cementerio más antiguo de todos los que sobreviven en Nueva Orleans. Fue construido en 1789. En él, aparte de muchos católicos, protestantes, esclavos o criollos, encontramos una cripta especial, la de la familia Glapion, donde yacen los restos mortales de Marie Laveau, que conoceremos como ‘reina del vudú’, que tuvo como clientas a las principales damas de Nueva Orleans, y cuya historia ha sido trasladada a la literatura y al cine. Incluso existe un Museo Histórico del Vudú donde Laveau es parte principal.

Antiguo cementerio judío de Praga

El antiguo cementerio judío se encuentra en el Josefoy, conocido como barrio judío de Praga en la República Checa y fue utilizado desde principios del siglo XV desde la lápida del poeta alemán Avigdor Kara que se remonta a 1439 hasta 1787. El número de lápidas y el número de personas enterradas se desconoce realmente, porque hay capas y capas de tumbas unas sobre otras. Sin embargo, se ha estimado que hay aproximadamente 12.000 lápidas sepulcrales visibles, con lo que podría haber hasta 100.000 enterramientos en total.

La Iglesia de los Muertos

Dentro de la Chiesa dei Morti o Iglesia de los Muertos de Urbania, Italia, se encuentra el Cementerio de las Momias que, como su nombre indica, es famoso por su colección de 18 momias que datan de la época de la Edad Media y del Renacimiento. Lo verdaderamente sorprendente de esta cripta es que todos los ‘presentes’ han sido momificados de forma natural. Se trata de un proceso misterioso que ocurre muy raramente y no siempre se sabe el por qué. En este caso, los especialistas creen que hay un moho particular en el cementerio que ha absorbido toda la humedad de los cuerpos, lo que permitió que los cuerpos se desecaran de forma natural (los cadáveres se desecan por la evaporación del líquido de los tejidos) y se conservaran como momias.

Cripta de los Capuchinos en Roma

Hay un lugar en Roma en el que más de 4.000 huesos de frailes decoran estancias enteras en la llamada Cripta de los Capuchinos en la Iglesia de Santa María de la Concepción de los Capuchinos. Los frailes franciscanos capuchinos aparecen en una intrincada disposición de huesos humanos desde el suelo hasta el techo. Distintos huesos se emplearon para adornar diferentes capillas. Así, existe la Cripta de las Varios huesos se utilizan en diferentes capillas. Por ejemplo, hay una capilla llamada “Cripta de las Pelvis” y otra llamada “Cripta de las Calaveras”. En un letrero de la misma podemos leer “Lo que ahora eres, una vez fuimos; lo que somos ahora, serás”. Espeluznante.

Cementerio de Bachelor’s Grove

En el área metropolitana de Chicago podemos encontrar un abandonado y pequeño cementerio. Es el Bachelor’s Grove. Inaugurado en 1844, la población que rodeaba este cementerio acabó trasladándose y abandonando este campo santo. Conocido por sus leyendas de fantasmas, estos reclamos del más allá alcanzaron su punto máximo en las décadas de 1970 y 1980. Apenas quedan ya una veintena de lápidas a la vista. Para llegar hay que aparcar en la Reserva Forestal del Parque Rubio Woods.

Comparte este artículo si fue de tu interés

(Visited 743 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published.