Manuscrito de Voynich “el texto más misterioso del mundo” finalmente es descifrado

Un manuscrito MISTERIOSO de 600 años de antigüedad que ha sido considerado “ilegible” por los mejores criptógrafos del mundo finalmente ha sido descifrado

Esa es la afirmación de un académico de Bristol que ha descifrado el legendario manuscrito Voynich y ha revelado sus secretos. El Dr. Gerard Cheshire cree que el documento está escrito en una lengua antigua llamada proto-romance.

Al estudiar la letra y los símbolos a través del manuscrito, pudo descifrar el significado de las palabras.

Según el informe de lingüística, el manuscrito de Voynich contiene consejos sobre procreación, información sobre crianza de los hijos y psicología y remedios a base de hierbas.

“Experimenté una serie de momentos ‘eureka’ mientras descifraba el código, seguido de una sensación de incredulidad y emoción cuando me di cuenta de la magnitud del logro, tanto en términos de su importancia lingüística como de las revelaciones sobre el origen y el contenido del manuscrito” Explicó Cheshire.

Dijo que su descubrimiento es “incluso más asombroso que los mitos y las fantasías” asociados típicamente con el manuscrito de Voynich.

Estas incluyen teorías previas de que los documentos contenían profecías sobre extraterrestres.

Según Cheshire, el libro fue compilado por monjas dominicanas como fuente de referencia para María de Castilla, reina de Aragón. María fue la tía abuela de Catalina de Aragón, que fue reina de Inglaterra desde junio de 1509 hasta mayo de 1533, como la primera esposa del rey Enrique VIII.

“No es exagerado decir que este trabajo representa uno de los desarrollos más importantes hasta la fecha en la lingüística románica”, dijo Cheshire.

En el artículo de Cheshire en la revista Romance Studies, se revela que el manuscrito está escrito en proto-romance.

Es ancestral a las lenguas romances de hoy, que incluyen portugués, español, francés, italiano y rumano.

El proto-romance fue una vez muy popular, pero desde entonces se ha extinguido en su forma original, solo se vive parcialmente en los idiomas modernos.

“El idioma utilizado fue ubicuo en el Mediterráneo durante el período medieval, pero rara vez estaba escrito en documentos oficiales o importantes porque el latín era el idioma de la realeza, la iglesia y el gobierno”, dijo Cheshire.

“Como resultado, el proto-romance se perdió del registro hasta ahora”. Lo que hizo que el manuscrito de Voynich fuera particularmente difícil de entender era el hecho de que el lenguaje utilizado estaba extinto.

Su alfabeto es una combinación de símbolos familiares y desconocidos, y ni siquiera tiene signos de puntuación. Sin embargo, Cheshire observó que algunas letras tienen “variantes de símbolos” para indicar la puntuación o los acentos fonéticos.

Todas las letras están en minúsculas y no hay consonantes dobles, pero hay “diptongos, trípticos, entre otros”, que son sonidos de vocales combinados.

“También incluye algunas palabras y abreviaturas en latín”, agregó Cheshire. De hecho, el texto es tan críptico que incluso desconcertó a los principales descifradores de códigos, incluidos Alan Turing y sus colegas de Bletchley Park, quienes jugaron un papel fundamental en la intercepción y desciframiento de las comunicaciones nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Cheshire espera que sus colegas investigadores ahora utilicen sus hallazgos para traducir todo el manuscrito de Voynich. “Ahora que el lenguaje y el sistema de escritura han sido explicados, las páginas del manuscrito han sido abiertas para que los académicos exploren y revelen, por primera vez, su verdadero contenido lingüístico e informativo”, dijo.

Aquí algunas de las imágenes con sus significados

Esta imagen muestra a dos mujeres que tratan con cinco niños en un baño, cada una de las cuales tiene un temperamento diferente que se describe a continuación, como ruidoso y con paciencia perdida.

Esta imagen muestra una “palina” – una vara para medir la profundidad del agua – con un ojo agregado para que se parezca más a una serpiente, agregada como una broma.

Esta imagen muestra a un monje barbudo en un baño en el monasterio donde se creó el manuscrito Voynich. El texto lee “opat a sa”, que se traduce como “es abad”.

Esta figura representa un bebé que no pudo nacer,  con las palabras “omor nena”. La palabra “omor” aún existe en rumano como “arrebatar la vida”, y la palabra “nena” sobrevive en español como “bebé mujer”.

Esta figura muestra el cielo representado como un castillo en el cielo donde los muertos viajan. Lee “o’mena omor na” o “la dirección del vuelo de la muerte”.

(Visited 169 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published.