La viral fotografía de la niña “siria” y su conmovedora historia.

La imagen seguramente ha llegado a tu teléfono.

Cada vez que ocurre una nueva tragedia en los conflictos en Siria o en Gaza, esta fotografía de una niña que cierra los ojos hacia su muñeca comienza a circular en las redes sociales y en WhatsApp.

A veces ilustra noticias falsas, y luego la difusión de esta foto aumenta cada vez más, como una bola de nieve que se magnifica hasta convertirse en una avalancha. El título no verdadero de esta fotografía que en diferentes medios se ha difundido es:

“Esta niña siria está cerrando los ojos de su muñeca, porque no quiere que su muñeca vea lo que vio”.

Y aunque casi siempre esta fotografía es acompañada de historias falsas, lo cierto es que la historia real de esta fotografía es realmente conmovedora.

Fue tomada por el fotógrafo turco Fatih Özenbaş, que trabaja para Atlas y National Geographic y capturó ese momento en 2007, cuando Zeliha, como se llama a la niña, tenía dos años.

“Me llamó la atención porque era una niña muy bonita, y aunque era muy pequeña comprendió que quería tomarle una foto cuando me acerqué a ella y fue a su madre para pedirle permiso. Su muñeca vieja y sucia tenía sus ojos arruinados, así que tuvo el impulso de cubrirlos porque no aparecían en la foto “, dijo el fotógrafo en una entrevista telefónica con la revista Verne.

Özenbaş no es un fotógrafo de guerra, sino de paisajes y naturaleza. Estaba en las montañas de Bursa (Turquía) cuando conoció a la niña, y desde ese día nació una hermosa amistad entre su familia y la de Zeliha.

Después de esa famosa toma, el fotógrafo regresó y le dio a la niña una nueva muñeca, y todos los meses iba a visitar a su familia para traerle comida y ropa para ella, sus cuatro hermanos y sus padres, que viven en condiciones muy precarias.

Y esta es la verdadera historia de la niña en la foto y un fotógrafo que, ante la belleza de los ojos inocentes de esa dulce niña y su extrema pobreza, no pudo darle la espalda y olvidarse de ella. En cambio, él quería ayudarla e intervenir en su historia.

Ahora, Özenbaş se considera un padrino para Zeliha, que se ha convertido en su modelo favorita.

 

(Visited 30 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published.