Puerta del inframundo maya encontrada cerca del sitio de la batalla final

Los arqueólogos creen que han encontrado la “puerta de entrada al inframundo” maya,  con evidencia de sacrificio humano.

El hallazgo se descubrió a pocos metros de donde la civilización antigua libró su batalla final con España en el lago Petén Itzá en Guatemala.

Un equipo polaco que investiga el área ha recuperado cientos de artefactos mayas de sus aguas, incluida la evidencia de rituales, e incluso sacrificios.

Y frente a una isla en medio del lago, el equipo cree que hay evidencia de la batalla final entre la civilización y sus conquistadores españoles.

La jefa del equipo, Magdalena Krzemień, de la Universidad Jagellónica de Polonia, dijo: “El agua tenía un significado muy especial y simbólico en las antiguas creencias mayas”.

“Se pensaba que era la puerta al inframundo, el mundo de la muerte: Xibalba, donde viven sus dioses”.

“Planificamos nuestras inmersiones de acuerdo con las fuentes escritas y un poco de intuición. Queríamos revisar los lugares que parecen ser muy importantes en la historia del grupo Itza Maya”.

“En la mayoría de ellos, encontramos muchos artefactos”.

El equipo argumenta que estos artefactos fueron arrojados o bajados al lago por los mayas como una ofrenda a los dioses.

Uno de los artefactos ahora recuperados es una hoja de obsidiana que puede haber sido usada para hacer sacrificios de sangre.

“Los antiguos mayas usaban hojas como esta durante sus rituales”, dijo Magdalena.

“Podrían hacer ofrendas de derramamiento de sangre o incluso arrebatar la vida de alguien para ofrecérsela a los dioses”.

Entre los otros artefactos del lecho del lago se encuentran un quemador de incienso y recipientes de cerámica, incluidos algunos que contienen huesos de animales y uno tallado con ritos.

Otro descubrimiento intrigante se relaciona con una isla en el lago llamada Flores, que una vez fue el hogar de Nojpetén, la capital de Itza Maya.

Este fue el último reino nativo independiente en las Américas, hasta que el conquistador Martín de Ursúa y Arismendi irrumpió en la isla el 10 de marzo de 1697.

Magdalena dijo: “La mayoría de las fuentes escritas dicen que la batalla entre los españoles y los mayas, que vivían en Nojpeten, tuvo lugar en el lado oeste de la isla”.

“Encontramos un artefacto en esta área, una cabeza de maza de piedra maya que se puede relacionar con la batalla”.

Añadió: “Parece que hemos confirmado la ubicación de la última batalla entre los mayas y los españoles, y probablemente encontramos el área de la actividad ritual de los itza”.

“Ese es un gran comienzo para el proceso de aprender mejor sus costumbres, creencias y cultura”.

Las reliquias ceremoniales del lecho del lago son precolombinas, que datan de 150 aC a 800 dC.

Sin embargo, Magdalena desea enfatizar que su equipo solo realizó un reconocimiento de los sitios, en lugar de excavaciones completas.

Ella dijo: “Debemos hacer excavaciones submarinas para asegurarnos de que el área en la que encontramos estos objetos fuera el área de la actividad ceremonial”.

“En este momento no podemos estar seguros sobre el contexto de los objetos, y si su ubicación no es el resultado del movimiento del agua u otros factores”.

“Pero si podemos confirmar que, en esta área, son los objetos rituales se encontraron y creemos que dos son objetos ceremoniales, al menos una parte del lago podría llamarse sagrado”.

“Ya tenemos una visión general de dónde deberíamos realizar excavaciones mucho más complejas en los próximos años”, agregó.

El equipo, cuyo trabajo ha sido patrocinado por Sebastian Lambert e Iga Snopek, está planeando su próxima expedición al lago Petén Itzá para agosto.

(Visited 8.893 times, 1 visits today)

Leave a Reply

Your email address will not be published.